Ustedes mismos saben, hermanos, que nuestra visita a ustedes no resultó sin frutos. Por el contrario, a pesar de que ya habíamos sufrido y habíamos sido ultrajados en Filipos, como saben, tuvimos el valor, unidos con YAHWEH, de anunciarles las Buenas Noticias aunque bajo gran presión. Pues la apelación que hacemos no fluye de error o de motivos impuros, tampoco tratamos de engañar a nadie. Por el contrario, según fuimos puestos a prueba por YAHWEH y declarados aprobados, para ser confiados con las Buenas Noticias, así es como hablamos; no para ganar méritos con la gente, sino con YAHWEH, quien prueba nuestros corazones. Porque, como ustedes saben, nunca usamos palabras lisonjeras, ni pusimos un frente para enmascarar la avaricia, YAHWEH es testigo, Ni buscamos gloria de hombres, ni de ustedes, ni de otros.